Los hilos floss son muy interesantes y cada vez más constructores de moscas artificiales los utilizan para hacer sus propios dressing. Este hilo floss es muy sensible a los rayos ultravioletas emitidos por el sol y cuando es golpeado se vuelve particularmente fluorescente. Para observar esta reacción de forma más acentuada, puede intentar encenderla con una UV flashlight.

Al no ser un verdadero hilo de montaje no se utiliza para atar diversos materiales de construcción, sino que se utiliza principalmente para hacer pequeños puntos de color en moscas secas y ninfas. La realización de estas pequeñas manchas de color dará un engranaje extra a sus imitaciones, haciéndolas mucho más visibles y atractivas.

Los hilos floss que proponemos son de la más alta calidad, producidos por la prestigiosa empresa Textreme, y los muchos colores disponibles seguramente satisfarán todas sus necesidades como constructor de moscas artificiales.