Como su nombre lo indica, las Moscas Spinfly Hundidas trabajan bajo la superficie del agua y cada una de ellas se vuelve extremadamente efectiva si se combina con la técnica adecuada. Algunas de ellas tienen la apariencia de una ninfa (Stonefly - Squirmy) mientras que las otras son prácticamente pequeños streamers, con la adición de una hélice en la parte delantera que es capaz de emitir una gran cantidad de vibraciones en el agua, estimulando así la agresividad de los peces.

Para el dressing de algunas de estos streamers se eligió una bolas jig off, que permite a la mosca artificial trabajar con la punta del anzuelo hacia arriba, reduciendo así significativamente la puesta a tierra en el fondo