¿QUÉ ES UN PORTA BOBINAS PARA ATAR MOSCAS ARTIFICIALES?

Un porta bobinas es una herramienta muy sencilla de utilizar pero esencial para atar moscas artificiales. Su función es, básicamente, permitirle manipular la bobina del hilo para atar moscas de forma práctica y luego enrollar fácilmente el hilo alrededor de la pata del anzuelo. Como usted ya sabe, el hilo de atar le permite fijar firmemente los diferentes materiales al anzuelo que formarán la mosca artificial. El porta bobinas evitará que el hilo de atar se suelte incontroladamente de la bobina. Además, podrá dejar el porta bobinas colgando libremente bajo el anzuelo para hacer descansos entre el atado de los distintos materiales sin que los materiales ya atados se desprendan del anzuelo, ya que el peso del portabobinas y de la bobina mantendrá el hilo de atar bajo tensión.

¿CÓMO ES UN PORTA BOBINAS PARA HILO DE ATAR MOSCAS?

Existen varias formas y tipos de porta bobinas, aquí intentaremos explicar las principales características de los distintos modelos para que puedas elegir el que mejor se adapte a tus necesidades:

  • Portabobinas de 2 patas
  • Portabobinas de una pata con arrastre regulable
  • Tubo para el hilo: ¿cerámica, acero o plástico?

PORTA BOBINAS CON 2 PATAS

Los porta bobinas con 2 patas de alambre son sin duda los más utilizados entre los atadores de moscas artificiales, tanto principiantes como profesionales, y suelen tener un diseño en forma de Y. Son sencillos y versátiles, y especialmente si es usted un principiante debería confiar en estos modelos para atar sus moscas artificiales.

Hoy en día, las bobinas de hilo son casi todas estándar y todos los porta bobinas que aparecen en nuestra tienda online, a pesar de sus diferentes anchos de patas, se adaptan a casi todas las bobinas del mercado. Las bobinas de hilo que encontrarás en nuestra tienda online son todas compatibles con cualquier porta bobinas.

Recuerde que cuanto más aprieten las patas del porta bobinas a la bobina, más tensión habrá al tirar del hilo de atar y viceversa. Si la tensión del hilo de atar es demasiado alta, basta con bajar la presión que las patas del porta bobinas ejercen sobre la bobina, simplemente doblando ligeramente las patas del porta bobinas para separarlas.

También existen porta bobinas ajustables con 2 patas, que permiten moderar la tensión del hilo sin tener que doblar las patas de alambre, como los porta bobinas BOBTEC 1 y BOBTEC 2 de Stonfo, simplemente regulando la presión mediante un deslizador.

PORTA BOBINAS DE UNA PATA CON ARRASTRE DE CARRETE AJUSTABLE

La elección de los dos tipos básicos de portabobinas para atar sus moscas artificiales depende principalmente del gusto personal. Los porta bobinas de una pata con freno para bobina de hilo de atar ajustable se diferencian de los modelos descritos anteriormente en que tienen un arrastre ajustable por tornillo que le permite ajustar con precisión la resistencia a la extraccion del hilo de atar.

La sustitución de la bobina de hilo de atar es algo más engorrosa con este tipo de porta bobinas, pero no es complicada. Lo único que hay que tener en cuenta es la anchura de la bobina y el tamaño del orificio de la bobina, que debe ser lo suficientemente grande como para poder encajarla en el eje del portabobinas. La estandarización de los distintos productos no debería causarle ningún problema en este sentido, a menos que utilice bobinas especiales o muy antiguas.

REVESTIMIENTO DEL TUBO DEL PORTA BOBINAS: ¿PLÁSTICO, ACERO O CERÁMICA?

Aparte del tipo de construcción del porta bobinas, hay otras características muy importantes que debe tener en cuenta al comprar un porta bobinas. Una de ellas es, sin duda, los extremos del tubo del portabobinas, que son los principales puntos de contacto entre el hilo y el porta bobinas. No hay nada más molesto que el hilo de atar la mosca se rompa poco antes de que acabes con tu mosca artificial y tu imitación se desintegre literalmente delante de ti.

Para evitarlo, el tubo suele estar revestido de uno de estos materiales

  • cerámica
  • acero
  • plástico

El revestimiento debe tener necesariamente una superficie lisa y resistente. Hay que tener en cuenta que estos puntos de contacto tienen que soportar el paso de cientos de metros de hilo de atar. Los hilos de atado modernos suelen ser muy finos y, bajo tensión, basta el más mínimo desnivel para dañarlos, provocando su rotura o, al menos, su deshilachado. Además, los materiales sintéticos de esos hilos modernos pueden desgastar a la larga incluso materiales muy resistentes como el acero.

CERÁMICA

Si suele atar moscas artificiales con hilos modernos y superfinos para atar moscas, la cerámica es sin duda la mejor opción porque tiene una superficie extremadamente lisa y duradera. Lo único que hay que tener cuidado es que no reciba ningún golpe, ya que la cerámica podría astillarse irremediablemente y dejar el portabobinas inservible.

ACERO

El acero es definitivamente un buen equilibrio: suave, fuerte y barato. En comparación con la cerámica, es menos propenso a dañarse si se le cae, pero a la larga podría crear asperezas en el filo si se utilizaran con frecuencia los finísimos hilos de atado modernos.

PLÁSTICO

El plástico también es muy bueno, pero se prefiere cuando se utilizan hilos no demasiado finos. Sin duda, es perfecto para combinarlo con la construcción de patrones de moscas tradicionales que utilizan hilos de algodón. Este tipo de porta bobinas es mucho más resistente a los golpes que la cerámica también. Pero si usted ata mucho, puede desgastarse antes que los otros modelos, especialmente cuando se combina con los hilos sintéticos de atado más finos y modernos.

MONTAJE DE LA BOBINA DE HILO DE ATAR EN EL PORTA BOBINAS

En un porta bobinas estándar, la bobina de hilo se engancha simplemente entre las 2 patas de alambre que la mantendrán en su sitio, mientras que en un porta bobinas de brazo único hay que desatornillar el tornillo lateral, insertar la bobina en el eje del brazo único y volver a atornillar el tornillo lateral, que actuará entonces también como arrastre.

Una vez colocada la bobina en el portabobinas hay que pasar el hilo por el tubo correspondiente, lo cual es extremadamente rápido y fácil si se hace correctamente pero muy frustrante si no se sabe cómo hacerlo. La forma más práctica es utilizar un enhebrador.

Hay muchos tipos diferentes de esos pequeños ayudantes, pero todos son buenos y hacen exactamente lo mismo. Simplemente se inserta el enhebrador en el tubo del portabobinas desde la punta hacia la bobina, se engancha o se hace un bucle con el hilo de atar la mosca y se vuelve a sacar el enhebrador.

CONSIDERACIONES FINALES

Un porta bobinas debe ajustarse cómodamente a su mano, ya que es la herramienta de atado de moscas que más utiliza. Una forma ergonómica facilita el agarre y hace más agradable el proceso de atado.

Puede utilizar una pequeña goma elástica para asegurar el hilo de atar al portabobinas cuando haya terminado de atar su mosca artificial, para que no se salga del tubo y le obligue a volver a enhebrarlo antes de la siguiente sesión de construcción.

Para mayor comodidad, lo ideal sería tener 3 o 4 porta bobinas cargados con el hilo de atar que más utilices, para evitar tener que cambiar constantemente el hilo.